Adryana Palomino Escrito por  - 267 Views

Ajetreos de una ama de casa 100% desesperada

Y qué tal si te digo… que podrías callarle la boca a todos aquellos que te señalan o que alguna vez comentan, piensan o creen que si no trabajas en una oficina o tienes un determinado contrato ¿no haces nada? Pues déjame decirte a ti y a esos tantos que no tienen ni idea de las extensas jornadas ni el sutil anhelo de una ama de casa 100% desesperada, por un día genial, como salir de compras, ir al cine , tomar un capuchino acompañado de una torta de chocolate, almorzar tranquila o ir a un baño fuera de tu casa donde puedas demorarte sin tener que interrumpir tu sesión 1 y 2.

Sí, es esto y más de lo que nos privamos las mujeres que decidimos cambiar pañales por contestar un teléfono, buscar clientes o firmar documentos en un espacio tal vez de 2x2 o un poco más grande. Nadie dijo que la vida fuera fácil para nosotras, pero lo que sí tenemos claro, es que por nuestro hogar haríamos lo que fuera y entre esas cosas, cuidar a nuestros hijos el 100% si es necesario.
Una ama de casa, madre, matrona o como quieran llamarla, dedica su tiempo y espacio a sacrificar todo lo que le gusta o desea hacer, para beneficiar a los suyos. Muchas de ellas no sólo atienden sus hijos, su casa, su marido, sino también dedican un espacio para trabajar en algo donde no les exijan horarios, ni fecha en el calendario. Un día corriente para una ama de casa, es cuando se levanta muy temprano como lo hace siempre, baña y arregla a sus hijos o a su hijo si sólo tiene uno y hace por dos, hace el desayuno para ellos y su esposo; si esta casada, alista y determina qué enviarles en la lonchera, los lleva al colegio, regresa para arreglar su casa donde implica diariamente lavar baños, barrer, trapear, limpiar el polvo, hacer el almuerzo, salir corriendo a recoger a sus hijos si no tienen ruta, lavar sus manitas y limpiar sus caras sucias, servir almuerzo, lavar la loza, hacer tareas, jugar un ratito y si se tiene un trabajo independiente realizar las llamadas, citas y confirmaciones correspondientes. En la noche ponerles la pijama, darles la cena, leerles un cuento y esperar a que sus inquietos traseros se apacigüen y decidan dormir sin importar que sea uno o varios hijos los que crías.

Esto se multiplicaría al 100% si tu pequeño o pequeños se enferman… entonces el día comienza a complicarse porque no sólo tienes que hacer tus quehaceres sino también se suma algo más a la lista sin haberlo esperado. Si es algo grave, salir a urgencias y esperar mil horas a que te atiendan, pero si decides dejarlos en casa, pedir medicamentos, estar pendiente de su fiebre, sus mocos, su diarrea, su dolor de estómago o el malestar que tengan, hacer más jugo del que esperabas hacer para tenerlos hidratados y papel higiénico de sobra si se necesita. Tener los propulsores bien puestos porque la carrera es más de paciencia que de observación; ellos piden, solicitan, exigen mimos, atenciones; se quejan, lloran y hacen todo lo posible por volverte loca, son astutos e inteligentes porque saben que estando enfermos tienen mejores atenciones. Y es así como los días normales de una ama de casa desesperada se multiplican al 100% para que al final del día tu espalda este hecha trizas, tu cabeza vaya a reventar y tus pies ya no pueden más y todo esto en un radio de más o menos 4 metros a la redonda dependiendo de lo grande que sea tu casa.

Ahora envíale esto a tus amigos que suelen hablar por hablar y rétalos para ver si son capaces de hacer tanto en un día y sin ningún pago adicional. Por eso amiga, aquí también me incluyo yo, diciéndote y dejándote claro, que con tanto ajetreo simplemente somos unas amas de casa 100% desesperadas pero ¡Verraquitas! ¡Toma lo tuyo! ¡Yes!

Adryana Palomino

Directora General de Mujeresuna.com. Community Manager. Comunicadora Social, Periodista y Organizacional, egresada del Politécnico Grancolombiano.

Sitio Web: www.mujeresuna.com

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

  • Mujeresuna.com | Adryana Palomino - Directora - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Dieggo Mendoza - WebMaster - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento de este website. Al continuar, consideramos que acepta su uso. More details…