Viviana Sarralde Escrito por  - 1238 Views

Chiquito o grande ¡No se siente! - Sexo en el embarazo

De pronto sentí un sacudón, mi mamá sintió un orgasmo mientras hacía el amor con mi papá...Luego de eso, sentí su felicidad, ella estaba complacida.

Sexo durante el embarazo:

Sí se pueden tener relaciones sexuales en el embarazo a no ser que sea de alto riesgo o por recomendaciones médicas. Lo importante es no exponer el cuerpo a extremos de riesgo, actuar con prudencia y tener presentes ciertos límites para no arriesgarse.

Hasta el 9 mes: Si el curso del embarazo es normal, se pueden tener relaciones sexuales hasta el 9 mes. Pero por el agotamiento de la madre, la cercanía del nacimiento del bebé, que puede haber iniciado el proceso de descenso y por los casos de dilatación incipiente, es mejor limitar los encuentros íntimos. (1)

El bebé no siente el acto sexual: El bebé no percibe las relaciones como acto sexual físico como tal, él está ajeno a lo que ocurre entre sus padres. Pero indudablemente, hay un lenguaje químico entre la madre y el bebé que hace que él reciba señales de que su mamá está en un momento agradable y por supuesto, el bebé lo recibe de una manera positiva. (2)

Abstención:

• Amenaza de aborto, porque el pene contiene unas sustancias llamadas prostaglandinas que pueden producir contracciones y generar como desenlace la pérdida del bebé.

• Placenta previa, o sea aquella que se inserta en la parte más inferior del útero, ya que tiene una mayor posibilidad de ser estimulada con la fricción y el movimiento de la relación sexual.

• Embarazos gemelares, pues tienen una mayor posibilidad de tener partos prematuros.

• Cuello de la matriz muy corto, operado o en parte resecado. Estas mujeres tienen una mayor probabilidad de que su cuello se abra más rápido de lo esperado.

Más información en: Despeje las dudas más comunes sobre el sexo durante el embarazo.El País.com.co.

http://www.elpais.com.co/elpais/colombia/noticias/despeje-dudas-comunes-sobre-sexo-durante-embarazo

Posturas: La mujer arriba, la mujer al borde de la cama, el hombre detrás de la mujer, ambos de lado, la mujer en cuatro (primer y segundo trimestre), posición de pie: Ella se inclina un poco sobre un armario y el compañero la penetra por la parte de atrás hacia la vagina, la mujer está acostada de lado y el compañero la penetra por la parte de atrás hacia la vagina.

Cuando aumenta el volumen del feto, los especialistas sugieren que el hombre no se apoye sobre el abdomen de la embarazada, sino en sus propios brazos para que quede separado de ella y así evitar la presión sobre el bebé. (3)

Precauciones:

• ¡Ojo con el sexo oral! Es importante asegurarse que la pareja no sople dentro de la vagina de la mujer embarazada. Esto podría causar una embolia (una burbuja de aire que obstruye un vaso sanguíneo) ocasionando problemas para la mujer embarazada y para el bebé.

• Durante el primer trimestre se puede presentar sequedad vaginal, pero se puede utilizar un lubricante apto para embarazadas (sin fragancias).

• Protegerse durante el embarazo. Si no se tiene una pareja estable o no se conoce su estado de salud reproductiva, se debe utilizar la protección de un condón. Las enfermedades de transmisión sexual pueden afectar al bebé y a la mujer embarazada.

Después del embarazo: Después del nacimiento del bebé, es conviene esperar hasta después de su chequeo posparto antes de reanudar las relaciones sexuales. Lo más importante es la forma como la mujer haya sido tratada por su compañero sexual y que se sienta respetada y NO OBLIGADA a tener relaciones sexuales.

Chiquito o grande el pene no se siente: Es un mito que con la penetración vaya a ser lastimado el bebé, porque el pene no importa su tamaño, nunca entrará en contacto con él, ya que la relación se tiene en los dos o tres tercios de la parte externa de la vagina y esta área es un espacio totalmente diferente al útero donde crece el bebé, están separados. (4)

Más ganas: Algunas mujeres sienten más ganas de tener relaciones sexuales. Esta fogosidad se debe a que la carga de hormonas aumenta, entre ellas una llamada estriol, que puede en algunas mujeres, estimular el deseo sexual de manera más acelerada. (5)

Menos ganas: En otras mujeres el estímulo sexual se reduce, pues hay que tener en cuenta que en el deseo influyen, además de las hormonas, aspectos como el psicológico y el físico (los vómitos y mareos le quitan las ganas a la más ardiente). (6)

De pronto sentí otro sacudón, mi mamá estaba ensayando una de las posturas con mi papá... nuevamente ella estaba complacida, esta vez la sentí más tranquila... Los dos estábamos felices.

Viviana Sarralde

Comunicadora Social y Periodista con Diplomado en Gerencia de la Comunicación. Egresada de la universidad Politécnico Grancolombiano

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: Curiosidades Sexuales »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

  • Mujeresuna.com | Adryana Palomino - Directora - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. | Dieggo Mendoza - WebMaster - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Usamos cookies propias y de terceros para el funcionamiento de este website. Al continuar, consideramos que acepta su uso. More details…